lunes, 18 de enero de 2016

MARIO PÉREZ ANTOLÍN. OSCURA LUCIDEZ

Oscura lucidez
Mario Pérez Antolín
Prólogo de Joan Subirats
Baile del Sol Ediciones, Colección Textos del Desorden
Tegeste, Tenerife, 2015 


RINCONES DE LA RAZÓN


   Resulta curioso que la contención expresiva del aforismo se haya convertido en los últimos años en incontinente fuerza creadora. En las estanterías del presente se multiplican títulos, nombres propios y colecciones monográficas. El impulso, creo yo, no proviene de un legado literario renovado, aunque magisterios centrales como Antonio Machado o Juan Ramón Jiménez escribieran aforismos, o aunque las greguerías de Ramón Gómez de la Serna desbrozaran sendas lúdicas a los recorridos habituales del texto breve. La copiosa floración actual obedece más bien a las cualidades de un entorno cambiante, a la pugna por esencializar el mensaje para una difusión más global en las redes sociales y al carácter fragmentario de lo real que se va renovando con paso inestable marcado por la intensidad de la urgencia. Es hora de mostrar en público los rincones de la razón.
  Mario Pérez Antolín (Backnang, Alemania, 1964) es Licenciado en Geografía y completó su formación universitaria con un máster en Ordenación del territorio y política ambiental, un campo formativo que ha dado pie  a aproximaciones, estudios y ensayos y a foros de debate donde tiene un activo protagonista. Su prisma creador es diverso; integra poesía, ensayo, colaboraciones en medios de comunicación y aforismos. Este último género ha propiciado las entregas Profanación del poder, con liminar del filósofo Eugenio Trías, la entrega La más cruel de las certezas y el volumen  Oscura lucidez. Entre estos pasos no hay fracturas; las compilaciones aforísticas comparten el diálogo indagatorio entre filosofía (el yo), sociología (los otros) y lenguaje (ese puente que une el trayecto continuo entre el ser y el estar). 
   Las líneas prologales de Joan Subirats nos dejan una definición relevante del género como labor asistemática que admite en sus costuras lirismo, reflexión, consecuencia moral o postulado político. Y un selfie del autor: una mezcla de poeta de la quintaesencia y de cirujano de lo superfluo. Sin duda, un atinado retrato que se mantiene en el curso del tiempo...Así pues, Mario Pérez Antolín enfoca el renglón aforístico con un criterio amplio, de puertas abiertas, que acoge cuestiones dispares y las huellas más profundad del ahora para convertir la escritura en realidad reflexiva. El escritor no es un esteta desubicado sino una retina con luz que comparte intrahistoria y necesidad colectiva con un lenguaje claro, conciso y esencial. Un ideario que extiende su semántica también a la poesía. En los diferentes apartados surge de cuando en cuando el poema, versos que buscan las transiciones que abren emociones e ideas. 
   El libro Oscura lucidez de Mario Pérez Antolín no busca una memoria compacta y orgánica sino una visión parcial del simple vivir. Así se va enunciando una sensibilidad, una conciencia interrogativa que trata de ubicarse en el cable tenso de una irreprochable coherencia. Pasos de un funambulista que aspira a comprender.   



No hay comentarios:

Publicar un comentario