jueves, 8 de diciembre de 2016

CRÍTICO DOCTUS

Detrás del yo

CRÍTICO DOCTUS

(En el espejo)


  Casi final del año literario y se desperezan los balances. Es la hora justa para que imparta su habitual lección el crítico doctus. Su tarea es universal y conocida: elaborar una intimidante selección de libros que asuma el legado de su inteligencia. No concede ni un gramo de su sabiduría al gusto popular, a ese lector voluntarioso de exigencias humildes.
  Solo quiere complacer a la pedantería de su yo, convertir la lectura en un lecho de hielo inhabitable.


10 comentarios:

  1. Toca mirarse en el espejo con un poco de ironía para refrendar una de las aspiraciones diarias del blog "Puentes de papel" fomentar la cultura, sin elitismos ni nóminas excluyentes, al alcance de todos los que sienten la pertinencia de un libro entre las manos. Sigo ahí, dejando poco sitio al crítico "doctus"

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Qué casualidad verte ahora mismo aquí, Gabriela, acabo de visitar tu muro y he estado leyendo con tranquilo sosiego los poemas incluidos en Letralia. Así que una alegría saber que tu poesía es un árbol fuerte y pujante, lleno de frutos nuevos.
      Feliz jornada.

      Eliminar
    2. Estamos literalmente conectados.
      Me pone muy contenta tu lectura y tus palabras. Gracias por tus árboles.
      Abrazos,

      Eliminar
  3. La actualidad es tirana. No la obedezcamos. Yo simplemente recuerdo el año que descubrí a Proust (1990), el año que descubrí a Pessoa (1998), el año que descubrí a Szymborska (2011)... Es mi "biografía" lectora, que obviamente a nadie importa salvo a mí. "Libros del año", no por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, la lectura es un DNI personal e intrasferible y hay que seguir mimando, día a día, su existencia. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Una de las cosas que siempre me ha atraído y emocionado es la sinceridad acompañada de generosidad. Gracias amigo José Luis Morato por ser así. Hay tantos que huyen los espejos. Que los tiempos por venir te cuiden. Salud y risas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Luis, la literatura suele crear espejismos en la identidad, y es bueno mirarse en el espejo con los ojos de la coherencia, aunque sean miopes y dejen a veces la impresión de contornos imprecisos. Me gusta la crítica porque me ha enseñado a leer con el tempo necesario los libros que pasan por mis manos, pero la mirada crítica es una propuesta, nunca un dogma. Un gran abrazo.

      Eliminar
  5. Sigo ahí, querida amiga, con la amistad entrañable de gente como tú, con los ojos cerrados a la pedantería. Besos.

    ResponderEliminar