jueves, 22 de diciembre de 2016

LA TORRE DE MARFIL

Muralla 
Ávila, 2015
Fotografía de
Adela Sánchez Santana

  EREMITAS DIGITALES

   Acostumbrados al paso lento de la edición tradicional que llevaba el manuscrito hasta la imprenta, el blog sorprende por su disposición e inmediatez para acoger cada uno de los escritos seleccionados, sean estos asuntos personales o impresiones lectoras. Las entradas se suceden con apremio y  la escritura no conoce descanso; nada queda del latido acompasado que, con morosidad, analizaba las pautas de un momento histórico o los estados de ánimo de una identidad concreta. Hay que aceptar un axioma de partida: lo que se publica no se somete al mutismo de la distancia para que acreciente sabores y cualidades. El blog exige una caligrafía de la urgencia que no se extravíe en digresiones; marca un itinerario sin rotondas con la promesa de una receptividad colectiva, tangible y medida con exactitud por el contador de visitas que además nos deja una cartografía diferenciada de lectores habituales y esporádicos.
   Como en cualquier manifestación escrita, la función última del blog es caminar juntos sobre la geografía del lenguaje, superar ese nuevo formato de aquella vieja torre de marfil, de aquel exilio en lo individual, meditando la quiebra de ilusiones vitales y el aplazado viaje a tantos paraísos perdidos. La pantalla encendida del ordenador nos convierte ahora en tercos eremitas digitales.

                                                   

                                                       

6 comentarios:

  1. Da miedo pensar que pudiera volverse a una vida sin Internet. Hace poco estuve unos días sin Internet en casa por un problema en la conexión y el mundo me parecía inhabitable.

    Volver otra vez al papel, tener que contar con el visto bueno de un editor (y con sus gustos, a menudo arbitrarios) para publicar escritos en soporte papel... parece una pesadilla.

    Con Internet hemos descubierto a muchísima gente que escribe textos maravillosos, y que no los publicaba para no pasar por el tamiz de un editor. En contraste, mucha poesía y narrativa eran publicadas, no por la superior calidad de esos textos, sino por el mayor desparpajo de sus autores al darlas a la imprenta (mientras que otros creadores, más humildes, eran reacios a acercarse a una editorial para imprimir y distribuir sus textos en librerías).

    Pero gracias a Internet todo el mundo puede publicar, y el mundo ahora es un paraíso de la iniciativa, de la democracia creativa y de la libertad artística.

    La literatura, sin duda, ha salido ganando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu razonamiento es muy atinado y está claro que la literatura debe adaptarse a las características de un tiempo definido por lo digital y el uso masivo de elementos informáticos. Pero esta situación es compatible con la edición en papel, yo creo que la convivencia de formatos posibilita formas de trabajo complementarias. Para mi trabajo crítico la edición en papel me resulta más cómoda porque no solo leo con la vista sino con todos los sentidos; me gusta ver las ilustraciones, el tipo de letra, la calidez del papel o el mimo editorial...
      Yo también lo paso muy mal cuando no tengo acceso a internet y este puente de papel se queda en silencio. Muy agradecido por tu lucidez. Felices fiestas navideñas.

      Eliminar
  2. Umberto Eco decía que cualquier tonto inculto podía ahora publicar porla facilidad de las redes sociales, considero que es cierto. Pero también es una gran plataforma de pensamientos diferentes que nos enriquecen y llenan. Los escritores podemos expresarnos y eso es fantástico, tener libertad de expresión en todo sentido, felicitaciones por tu hermoso e interesante blog. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto; faltan filtros de calidad, pero hay una solución excelente para tal circunstancia: el criterio personal y el gusto propio; son dos herramientas muy eficaces para establecer lindes y preferencias.
      El papel que juegan las redes en el conocimiento de los trabajos literarios es esencial porque abre espacios lingüísticos muy amplios y establece puentes de papel sin distancias. Personalmente , estoy muy agradecido, porque el blog me ha permitido un diálogo muy provechoso con seguidores y lectores, con interlocutores cordiales como tú. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Ya sabes querida amiga que las palabras son mis herramientas diarias, ese taller abierto al pensamiento donde paso las horas esperando que llegue la poesía. Felices fiestas y un fuerte abrazo.

      Eliminar