viernes, 16 de diciembre de 2016

ÁNGEL TALIÁN. EL SOL SOBRE LA NIEVE

El sol sobre la nieve
Ángel Talián
Editorial Balduque
Cartagena (Murcia), 2016


EN EL OTRO COSTADO


  Cada discurso poético enciende una luz. Muestra, a través de las ventanas del lenguaje, la representación de un entorno poliforme que debe plasmarse –en los signos lógicos de lo previsible- con rasgos objetivos y en concordancia con las formas presenciales de la realidad. Pero frente al mimetismo figurativo está la poesía como conflicto, el verbo rupturista que disgrega la norma para abordar otras líneas de fuerza y plantear una epistemología de lo visible. La realidad desaparece y se convierte en imagen de una imagen, en otra identidad cargada de valor cognitivo y sentido previo, que no es una réplica sino una configuración con contornos renacidos de un mundo apresurado y contingente.
  Esta pretensión expresiva define el modelo poético de Ángel Talián (Madrid, 1985), Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Granada, protagonista de abundantes iniciativas culturales, escritor de relatos, y  autor de las entregas La vida, panorámica –accésit del Premio Adonais- , Estar solo, y La paciencia salvaje.  En este libro, editado hace unos meses por Amargord, encontramos una datación nítida del afán de taller en el excelente prólogo de Ana Gorría : “El autor articula su voz en diálogo con una tradición de gran amplitud que no es solo contestada sino reformulada y ampliada en esa vocación íntima y pública que anima el poemario y que es el epicentro de su núcleo. Los poemas que componen el libro dan forma a una voz en proceso cuya principal arma es el fragmento, la suspensión del sentido, el paralelismo y el encadenamiento del sentido”
  En El sol sobre la nieve, el escritor encauza una labor singular a partir de un marco situacional que hace suyo aquel verso de Adrienne Rich: “Las palabras son mapas”. Y ese plano desplegado postula un largo viaje al espacio norteamericano de la sociedad postindustrial que emerge en el otro costado del océano. Desde el inicio, el largo viaje fusiona entorno y orografía interior, un entrelazado de percepciones donde se guardan los latidos maleables de elementos al paso que parecen hacer del ahora un reclamo nostálgico. El recorrido del protagonista verbal se desdobla; amplifica su rutina en un cristal porque el regreso reitera minucioso el tiempo consumido de la ida y sus parámetros contingentes. Y entre la partida y el retorno se expande un largo paréntesis de andenes habitables para que el yo exprima sus horas con la sensación de estar interpretando un papel aleatorio. Es preciso descubrir motivaciones y sentidos.
  Así hilvanan los poemas un espejismo vivo en que se levantan topónimos urbanos prestigiados por la tradición cultural de la generación beat, aquella leva que formaron Kerouac, Cassady, Corso o Allen Ginsberg. Pero no se trata de mimetizar aquella explosión lingüística en libertad de San Francisco sino de dar forma a otra travesía capaz de convertir la visión de “Aullido”, emblemático manifiesto epocal de Allen Ginsberg, en “Maullido” casi un poema río que funciona como crónica. Sus versos exploran con pupila crítica los signos más palpables del ahora, sin complacencia, con afán de analizar paradojas y contraluces, sintiendo el tacto frío del sol sobre la nieve.
  La poesía última de Ángel Talián culmina una obra poética salpicada de originalidad, con una singular acuñación, ya bien palpable en La paciencia salvaje, donde los poemas funcionan como secuencias hechas metáforas de la espera. En las palabras de Ángel Talián  una conciencia en tránsito busca el legado objetivo de lo inerme para transformarlo en existencia. 
   El pensamiento se acerca y revisa, deja la voluntad en reposo. Entonces nieva y aparece el poema.




1 comentario:

  1. Antes de comentar este poemario de Ángel Talián, leí LA PACIENCIA SALVAJE, con excelente prólogo de Ana Gorria. La poeta y crítica resalta el afán renovador y su empeño en alejarse de lo gregario.
    En una segunda lectura de EL SOL SOBRE LA NIEVE, los poemas se me aparecen como un diario íntimo; sirve para trazar en clave autobiográfica un verdadero fresco americano de paisajes y sensaciones. Así que Ángel talián es un autor a tener en cuenta que ya se queda en mi biblioteca.

    ResponderEliminar