martes, 18 de abril de 2017

RUMOR EN EL BOSQUE

Rumor

 EN EL BOSQUE
Con F. Kafka 
 
   Como hojas caducas que cumplieron su ciclo estacional, cada día son más numerosas las bajas en el camping. Los afectados presentan síntomas similares; alguna parte de su epidermis ha sido martirizada por las picaduras de un insecto. Los usuarios más antiguos hablan de los efectos de una maldición, una renovada plaga bíblica por hacer del espacio costero una epidemia de turistas, pero es una simple especulación kafkiana.
   Un escalofrío me dice que tengo algunos datos sobre la verdad. Soy quien debe resolver el enigma. El raro insecto eligió mis sueños como  madriguera.
 

6 comentarios:

  1. No es cuento,el que quiere gozar de un lugar aislado... Con bosque y aguas cristalinas, con la frescura del anochecer y el amanecer.
    Existe la amenaza del "insecto"...

    ResponderEliminar
  2. El insecto duerme con nosotros, querida amiga, forma parte de nuestro yo sombrío, de ese desvelo que no se aleja tampoco en las amanecidas. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Como toda lluvia que concibe su gota, aislada ella de si misma, apropiada de su presencia, no deja de ser transparente para calamar las ansias de quien la mira. Mi poesía te saluda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido por tu mirada, querido poeta, y por visitar estos puentes de papel. La escritura es un diálogo en silencio que borra distancias, así que un abrazo cordial.

      Eliminar
  4. Lo precario convoca preludios a tientas ante la luz, aunque se pierda en oscuridades mal habidas. Los puentes de papel origen y continuidad a una certeza vital. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos y gracias por estar cerca de este cuentecillo que no es más que un homenaje a F. Kafka que pone asombro en lo cotidiano.

      Eliminar