sábado, 10 de noviembre de 2018

TEMBLOR DE OTOÑO

En compañía
(Sierra Norte de Madrid)
Fotografía de
Javier Cabañero Valencia

TEMBLOR DE OTOÑO


Vivir es creer.
El más crédulo de los mortales es aquel
que se halla persuadido de su incredulidad

AMBROSE BIERCE


. Sospecho que buscamos en medio del bosque un paso de cebra.

. El pacto autobiográfico. Esa forma de contar una vida de verdad, donde casi nada es cierto.

.  Existir no es más que ir dejando hojas muertas sobre la senda.

.  Habla mucho, con palabras ligeras cuyo significado está en fuga.

.  Pensamiento y emoción mal sumados, dejan la sospecha de una doble contabilidad en el poema.

 . Con las ojeras propias del caso, delata su estado civil: cansado.

 . Los  sinceros pueden redactar catálogos de defectos sin recurrir a las bibliografías.

. El pragmático no es más que un idealista contrariado.

. Sobre el asunto no hay más que dos opiniones; una es la del resto del mundo.

. Era tan cuidadoso con su porvenir que hasta que no tuvo un epitafio, que expresase su grandeza de  ánimo, no se suicidó.

. Si callo, me repito.

(Aforismos sin dedicatoria)



4 comentarios:

  1. Un porvenir entre la búsqueda de epitafios, buen epitafio para un suicida. Abrazos amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazos grande, con otoño plástico en la ventana; la verdad es que el aforismo es siempre una invitación a viajar hacia nuestras contradicciones; y en ese viaje sigo. Que tengas un buen fin de semana. Muy agradecido por el generoso tiempo que dejas en tu lectura.

      Eliminar
  2. Fantásticos todos José Luis. Voy a destacar dos, sólo desde un punto de vista de gusto personal, claro:
    - Sospecho que buscamos en medio del bosque un paso de cebra.
    - Sobre el asunto no hay más que dos opiniones; una es la del resto del mundo.
    Ya sabes que me encantan tus perlas de sabiduría José Luis (que es lo que son).
    Buen finde y abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué afecto contienen tus palabras, hasta un monosílabo parece un tratado de amistad y poesía. Gracias Sandra y una alegría entrañable estar contigo.

      Eliminar