viernes, 19 de junio de 2020

CONTRASEÑAS Y CLAVES

Disoluciones
Fotografía
de Alan Schadel
mymodernnmet.com

CONTRASEÑAS

   Como una colisión de autopista, fracturó su memoria un conflicto de claves y contraseñas. El severo desplazamiento de números y letras afectó a las cuentas de google, hotmail y gmail; además, incapacitó el inicio de sesión de internet y desgajó la condición de usuario de blogger. Quebrados los umbrales digitales, el quehacer diario cayó al vacío. Sin esquemas binarios, era nada y nadie. Con la gabardina mojada del autista, salió al día. Comenzaba a llover. Un olor fuerte inundó los sentidos. El paseo a solas, bajo el chaparrón, fue largo y gozoso.
    De golpe recordó; unos meses atrás había anotado el marasmo de claves en la última página de la libreta. Y ahora renació en los bolsillos de su americana. Prosiguieron los pasos mientras evocaba un único código: el número y la calle del vertedero municipal. Estaba cerca y siempre era bienvenido el reciclado de papel.

(De Cuentos diminutos



4 comentarios:

  1. Ay, las contraseñas, las claves de acceso, paswords, letras y números,signos... Nos jugamos la vida a cada paso. Y si además llueve... ahí da comienzo una película, algo para recordar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un enorme abrazo, querido Luis, acabamos de llegar a casa, así que feliz por tu estar cerca; todas las cerraduras merecen un mirón...

      Eliminar
  2. La memoria siempre al lado de la palabra que nos acerca o nos confunde. Salud!

    ResponderEliminar
  3. Salud querido Luis y el empeño de regresar al mundo real de vez en cuando, para seguir viendo sombras y cavernas...

    ResponderEliminar