lunes, 19 de abril de 2021

EL CALLADO OFICIO DE LOS DÍAS

Mirar dentro
Fotografía
de
Javier Cabañero Valencia

 

EL CALLADO OFICIO DE LOS DÍAS

 
   El periodismo pulga necesita empequeñecer al protagonista real de la noticia, para que el tamaño propio adquiera volumen. Un gacetillero rosa y facheril, conocido por los frecuentes sarcasmos sobre la reina Letizia y sus estridencias corbatiles, al comentar el fallecimiento de Felipe de Edimburgo, consorte de la reina Isabel de Reino Unido  durante setenta y tres años, resume así el aporte convivencial: “Fue el inseminador de la reina”. Y la frase muere inadvertida y sola, impune, tétrica, mientras la pulga sonríe, succionando el ánimo de la razón.
 
    Se habla a diario del privilegiado régimen fiscal de Madrid. Nada se dice de los privilegios forales, de las sobredosis de competencias a los territorios históricos, del sobresueldo de complementos de sus funcionarios realizando las mismas funciones. Y se hace verdad común que los que vivimos en Madrid desconocemos la decencia, somos los perpetuos explotadores en la España doliente de las Autonomías. Pues no. Desde el cristal limpio del lenguaje, la mentira sigue siendo mentira aunque sea estribillo.
 
    Si se escuchan dos o tres veces sus digresivos razonamientos, dictados por el impudor del ego, nace completa la genealogía natural de su masa encefálica: es un aplicado epígono de la estupidez.
 
    Son los poemas los que van sembrando indicios evidentes en el lector: una lírica despojada, esencial, que confía en su cierre en el enunciado aforístico y que incide en sus temas en el muestreo reflexivo de la peripecia existencial del sujeto. En el evento digital, la propia imagen está falta de luz y la voz casi no se oye. Un desastre que los amigos disimulan con entusiasmo y apoyo incondicional.
 
  Las palabras exploran, miran dentro, buscan la improvisada lección de lo diario, reconocen humedades y sombras; miden el trazo firme de las arrugas y constatan que es preferible seguir. Intentar, poco a poco, la búsqueda de tierra firme.
 
(Apuntes del diario)


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario