domingo, 2 de febrero de 2014

MAR DE INVIERNO.

Oropesa del Mar, Castellón
 
 
Mar de invierno
 
Manso rompiente.
Las palabras del agua
velan silencios.
 

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Querido amigo, vivir tierra adentro dispara la añoranza. Hoy leía un poema de Ängel González que hablaba del agua gris y de esas gaviotas prendidas en el airé, con quietud estática. Y busqué un haiku que definiese ese diálogo. Abrazos y muchas gracias por tu lectura

      Eliminar
  2. Como siempre un bonito poema para un pensamiento grande. Precisamente vengo de mi paseo dominical por la playa, hoy hace un día precioso y este poema tuyo me hace recordar en palabras los silencios que tan bien me sientan a orillas de mi Mar Menor. Ah, este comentario te lo dejo ya desde mi "nuevo ordenador" es un acer pequeño, pero para mí es muy grande. Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si el tiempo es generoso y alguna vez nos deja pasear juntos por ese mar menor que contigo cerquita será siempre grande. Enhorabuena por tu ordenador de estreno; es imposible vivir sin estos cacharros al lado. Son sombras digitales que se han adherido a nuestra piel. Un fuerte abrazo y que tu nuevo compañero de viaje sea muy útil.

      Eliminar
  3. La luz habita
    las diecisiete sílabas
    de tu haikú.

    Un abrazo azul, como esa mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una estrofa agradecida que unifica la cortesía hacia el lector de la brevedad y la percepción de lo que nos rodea. El domingo invita a la pereza escueta del haiku, querido Antonio. Un firme anclaje en los afectos, y mis mjores eseos para el tiempo festivo del domingo.

      Eliminar
  4. Cuando el mar está en calma inspira serenidad y se refleja en tu poema. Te sentó bien el paseo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los itinerarios playeros son maravillosos cuando el litoral está despejado y se oye la voz de las olas. Ese paseo fue gratificante, como siempre son gratificantes tus comentarios. Un abrazo cordial.

      Eliminar
  5. Caminaba esta noche, seguía algunas huellas , hasta que llegué a este puerto y me cubrí con el silencio y la brevedad de tus letras. Un placer haberte leído, esperó seguir leyéndote . Un abrazo desde Colombia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo cordial de bienvenida y la esperanza de un camino común de amistad y poesía.

      Eliminar