jueves, 6 de febrero de 2014

MODAS LITERARIAS. ENTRE ZARA Y MANGO.


MODAS LITERARIAS
 
   Piensan que escribir haikus y aforismos es un imperativo de moda literaria, un asunto de época que acumula saldos con un vocabulario económico.  Severos testigos de primera fila, vislumbran al que escribe como un vulgar sujeto de centro comercial, sumando pasos entre "Zara" y "Mango", atraído por escaparates pintureros. Ya se sabe que defender estupideces es un género atemporal, así que hay que tomar distancias y afrontar la práctica del haiku y del aforismo con el saludable despego del buen hábito; sin más compromisos reivindicativos que los que dicten a media voz la palabra justa y el afán propio. Sin más argumentaciones; uno ya no está para disimular bostezos ante dogmáticos, poetas místicas, y trascendentes.
 

18 comentarios:

  1. Una vez más, totalmente de acuerdo. ¿Para qué añadir más?

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que siempre me sorprenden, en la sociedad literaria, los que se sienten en la posesión absoluta de la verdad. Yo, por el contrario, estoy lleno de dudas. Sólo tengo claro que la voluntad creadora y la libertad no dependen del otro sino del propio talento.
      Abrazos fuertes.

      Eliminar
  2. Un aforismo:
    Un haiku zaramango
    A lo Morante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sentido del humor más gratificante, en estos días de nieve y frío. Apunto la complicidad, siempre un abrazo fuerte y ese querencia natural de los que habitan el mismo barrio.

      Eliminar
  3. Y a mí que me parecen dos formas literarias super difíciles... Más que entre Zara y Mango, yo diría entre Pertegaz y Dior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, Loli, cómo te gusta la aristocracia literaria. Para mí son dos asuntos creadores de práctica gozosa. Con el haiku o con el aforismo las palabras encuentran ruta. Así que seguiremos en la labor.Gracias por el afecto y por el comentario.

      Eliminar
  4. Zaramangos (como tan atinadamente sintetiza Hilario tu certera impresión, José Luis) y... Twitter: me parece que buena parte de esta moda invasora proviene (o ha sido muy potenciada por) el estruendo twittero, ese lenguaje de charca de ranas cuyo ley más profunda (salvo excepciones) parece consistir en croar la primera sandez que a uno se le pasa por la cabeza... o quizás ya sólo por los dedos ávidos de clics. Son los tiempos que corren, aunque no sepamos hacia dónde ni para qué. Por lo demás, también aquí habrá que pararse a distinguir las voces de las coces y los ecos de los huecos, y las unas de los otros. Tiempos, en más de un sentido, de perplejidad. También de juegos infinitos. En todo caso, que nos pillen con los ojos bien abiertos y sin perder el sentido. Principalmente, el del humor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Alfredo, comparto plenamente el desconcierto por un tiempo de redes twiteras que acaban creando el espejismo de la profundidad en una charca.
      Y que no falte el sentido del humor. Aunque debo confesarte que yo soy de Ávila y mi sentido del humor tiene un nivel de parvulario. Por lo demás, seguimos escribiendo, pensando que en cada renglón nos va la vida (En literatura no hay bolsa).

      Eliminar
  5. Cuando se escribe siguiendo una moda literaria,degenera el lenguaje y lo que con él se expresa.Las redes sociales comprimen el lenguaje y llegan a identificar el minimalismo silábico con el haiku,despojándolo de su esencia.
    Tal vez me tengas por "purista" por lo que digo e insinúo, pero creo que, sin desmerecer los poéticos tercetos, de métrica 5-7-5, hay que llamar a las cosas por su nombre. "Al pan, pan, y al vino, vino".
    Un buen escrito para debatir, José Luis.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, querida amiga, y por tu aportación al debate. Creo que cada poeta elige el formato de su quehacer y que debe hacerlo con la plena voluntad de que fondo y forma en poesía son complementarios. La moda es un asunto menor. la calidad es un asunto único. Mis mejores deseos desde Rivas.

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo en que cada poeta se siente más cómodo con algún tipo de verso aunque es bueno explorarlos todos. Las modas pasan, la calidad no tiene caducidad. Un abrazo de lluvia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sujeto poético elige el traje con el que quiere salir a la calle. Y a cada uno le corresponde respetar esa libertad de tejido y color. La verdadera poesía no requiere una determinada estrofa... Lo importante es el rigor y el talento. Un fuerte abrazo y suerte en tu cita sevillana.

      Eliminar
  7. La verdad es que no entiendo de modas, de lo que sí entiendo es si algo me gusta o no, y eso sí que es atemporal. Has remozado tu blog, me gusta, está más en tu linea. Un fuerte abrazo y si lo que escribes es ahora moda, bienvenida sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que a la gente de edad como yo no le viene mal un corte de pelo. Javier cabañero, que siempre hace de su tiempo un gesto de generosidad ha moldeado la cabecera con una foto menos gris. Y a mí me parece muy bien. Por lo demás, no te preocupes, siempre habrá gente a la contra, yo prefiero el viento de cara. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Querido José Luis, profano este hilo para darte las gracias por toda tu ayuda y, por encima de todo, por mostrarme tu arte docente. Ya tienes otro alumno más que te admira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido un placer explicar y corregir en las horas de clase contigo, querido Iván, y espero de corazón que el futuro nos deje algún rincón donde compartir palabras y afectos. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Todo es moda literaria en la historia de la literatura. O no es moda nada. Hay mucho ventajismo en estas afirmaciones. Repasemos la historia de la literatura desde... el XIII, por ejemplo, y veremos qué hallamos.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo discutimos en nuestro último paseo; la literatura está llena de puristas solemnes, que conceden "permiso" a los demás. Nosotros seguimos a nuestro aire, con la misma ilusión, con el mismo optimismo, pensando que el mejor poema es el que escribiremos mañana... Un placer tu amistad, querido Ricardo.

      Eliminar