domingo, 9 de febrero de 2014

HAIKU DEL OBELISCO.

Fotografía de Hilario Barrero

 
Haiku del obelisco
 
           Para Hilario Barrero
 
Azul distante.
El obelisco asciende;
tacto de nube.

14 comentarios:

  1. Me ha encantado el haiku, condensa la imagen en palabras y según creo así debe ser un haiku. Ayer me decías que era un sábado lluvioso en Rivas, tengo que decirte que aquí está haciendo un finde buenísimo, el sol nos ha regalado un tiempo espléndido y el mar, aunque revuelto, templa esos silencios que tanto te gustan. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí la lluvia piensa que somos animales marinos, así que ya mismo, en cuanto me jubile, me busco una casita en la costa de Murcia para pasarme la mañana entre azules y la tarde entre libros. Estás guapetón en tu foto sombrerera. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Muchas gracias, José Luis. El haiku me trae tu amistad y un cielo azul en esta mañana de domingo. Con la mochila de la edad al hombro y el obelisco de la incertidumbre en el alma, siento el tacto de la nieve que cae, otra y otra vez, sobre mi barrio queriendo colarse en mi mochila. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Hilario en tus fotos siempre se hacen cordial compañía imagen, mirada y entorno... Y me gusta percibir el rumor de esa conversación cómplice. Un fuerte abrazo y un café que espera.

      Eliminar
  3. Qué bien encaja
    la imagen con la fuerza
    de tu haikú.

    Un abrazo triple (José Luis, Hilario, Paco)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, ese abrazo triple llega hasta Talavera y hasta el Tajo, con agua abundante que preludia primavera. Saludos siempre entrañables.

      Eliminar
  4. como se sabes si es un haiku? tienen una metrica especial?

    ResponderEliminar
  5. El haiku clásico es una estrofa japonesa formada por tres versos: el primero de cinco sílabas, el segundo de siete y el tercero de cinco... La filosofía oriental es dintinta a la nuestra, su sensibilidad también y su manera de ver las cosas diferente. En la poesía actual el haiku tiene nuevos registros; yo empleo los míos, palabras que mezclan las sensaciones visuales con el pensamiento. Gracias y disculpa si te aburro un poco (de cuando en cuando sale el espíritu pelmazo del profesor en el aula. Lo dicho: abrazo de bienvenida)

    ResponderEliminar
  6. Lo externo transformado desde el interior. Es precisa la imágen y lo que lora moverse dentro con tus versos. se logra tocar...
    Un abrazo, gusto leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También para mí es un hecho mágico que la red logre borrar distancias y hacer que la poesía llegue lejos. Siempre es un placer encontrar tus comentarios. Feliz domingo.

      Eliminar
  7. Un mundo entero en tres versos, así es un haiku.

    Cordial saludo desde Colombia.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita Rafael, ya he leído tus versos que suenan a canción de cuna, como ese emotivo poema a la nieta. Abrazos desde España, donde es invierno y llueve, donde los lunes son largos como un páramo.

      Eliminar
  8. Es difícil «llegar» de verdad con un haiku, y esto lo convierte en una estrofa difícil, por más que su métrica sea mínima. Éste lo consigue ciertamente, sin pretender ningún éxtasis barato tan al uso.

    Es la primera vez que participo en este blog, que me parece muy vivo, participa gente interesante y con cosas que decir.

    Un saludo muy cordial para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La humildad de la estrofa japonesa es engañosa; el esquema formal no es todo; la esencia del haiku precisa levedad, sugerencia y un punto de suerte. Lograr esas cualidades no es una meta sino un propósito. Bienvenido al blog, Antonio, estos puentes de papel son también tuyos. Muchas gracias por estar.

      Eliminar