domingo, 11 de mayo de 2014

CAÍDA.


CAÍDA
 
                                                                     A quien miente a diario

   Nos gustaba el asombro de aquel paraje. Una roqueda a tajo, a la vez refugio e intemperie. Mientras me abrazaba por la espalda, yo leía un aforismo premonitorio que había copiado de un libro de Karmelo C. Iribarren: "Mujeres de miradas dulces con acantilados detrás". Después sufrí la brusquedad del empujón, pero no sentí el mar ni parecían reales las frías aristas del rompiente. 
   Caí sobre hilos de espuma, con la velocidad del sueño.  

10 comentarios:

  1. Si te acostumbras a mentir a diario, al final, vives una mentira y te puede pasar como a tu protagonista que caigas en las cabriolas de espuma y despiertes para descubrir que todo . . . es mentira. Bueno, al final, me ha salido un juego de palabras, Qué bonito lo haces. Lo escribes tan ameno y bien, que parece fácil, hasta que lo intentas y entonces descubres tu ignorancia. Un fuerte abrazo. y feliz Domingo soleado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Paco, hoy que hace un día mágico, y que tiene el diseño de un buen haiku, de esos que tú escribes, me he levantado muy pronto. La noche en blanco me había dejado una larga reflexión sobre la mentira, con la conclusión desoladora que tú también apuntas: todo lo que nos rodea es mentira. Salvo tu amistad. Abrazos.

      Eliminar
  2. Un microrrelato donde descubres qué era lo ilusorio, el empujón de la mentira
    hacia un mar de preguntas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta esa lectura simbólica que sugieres, María José. Al cabo, la escritura no es sino una verosimilitud pactada que entreteje imaginación y vivencias.

      Eliminar
  3. Las miradas dulces y de frente, nunca empujan a los acantilados de atrás. Tal vez fue la velocidad del vértigo que dan esas miradas, y no del sueño, lo que produjo la sensación de caída, o de huida. Una libre interpretación, pero el relato me encanta como está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ana, cada lector deposita en el texto su inteligencia y su capacidad de prolongar el significado. Así que es un placer enorme percibir que el relato te ha parecido de interés, un hecho que siempre concede al autor esa leve alegría del trabajo concluído. Muchas gracias por tu aportación y bienvenida a estos puentes.

      Eliminar
  4. Qué bien lo pasas, paisajes bravío y emocionantes aventuras. Me tienes que dar la dirección de tu agencia de viajes.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi agencia de viajes se llama imaginación y lecturas, querido amigo, y está al alcance de cualquier bolsillo. Ya queda poquito para vernos en Madrid. Te aviso el día de la lectura.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Un texto breve que hace volar a la imaginación. Me gusta. Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el texto se funden dos cosas, algunas vivencias que siembran desencanto y dolor y también el poso cultural de los últimos libros. Me alegra saber que el microrrelato no te ha decepcionado. Un abrazo cordial.

      Eliminar