martes, 13 de mayo de 2014

POESÍA EN LEGÍTIMA DEFENSA

En legítima defensa
Poetas en tiempos de crisis
Prólogo de Antonio Gamoneda
Coordinación literaria: Manuel Rico
Bartleby Editores, Madrid 2014 (2ª Edición)

POESÍA Y CRISIS

 
   Utilidad comunitaria de la poesía; arte que tiene una nítida conciencia de su integración activa en el devenir social; política poética. Premisas sin respuesta que salen al paso al abordar la lectura de En legítima defensa. Poetas en tiempos de crisis, una llamada al orden cultural de Bartleby Ediciones en la que conviven poemas de cuatro generaciones en activo, desde la inolvidable Generación del 50 hasta amanecidas individuales que apenas han dejado en las estanterías los primeros rayos escriturales.
  Firma la breve introducción el poeta Antonio Gamoneda. En las disquisiciones del Premio Cervantes leonés se percibe de inmediato un alineamiento claro con el compromiso. Sus aseveraciones proceden del andamiaje de esos reiterativos titulares que prodigan los periódicos. Respiramos una ominosa crisis económica expandida de forma global, cuyos efectos secundarios se multiplican. En todos los continentes hay un enquistamiento de la riqueza, una concentración desaforada de los medios de producción y una erosión sostenida de los estratos más vulnerables. El capitalismo y la economía neoliberal prodigan mecanismos de ajustes para mantener las balanzas contables y, una vez más, se traza una divisoria profunda entre privilegiados y no privilegiados, entre conglomerados financieros y la miseria de los periféricos. Este es el desolador panorama que Antonio Gamoneda resume en el prólogo. Y en ese contexto se vuelven a plantear las eternas dubitaciones sobre el sentido de la escritura: “Para qué la poesía? ¿Es posible creer aún que la poesía es un arma cargada de futuro, como escribió Celaya? ¿Peca de ingenuidad quien sostiene que en el arte se pueden preservar algunos ideales utópicos? ¿Tienen las palabras carácter revulsivo?... Son hipótesis que no hace demasiado tiempo justificaron libros referenciales de la poesía de posguerra – Blas de Otero, Gabriel Celaya, José Hierro…- y que en la antología En legítima defensa. Poetas en tiempos de crisis se pronuncian de nuevo.
   En la copiosa selección de más de doscientos autores hay un variado andamiaje argumental, un posicionamiento plural y la convicción de que los poemas introducen en el silencio de la resignación un análisis crítico que descubre el preciso contorno de lo colectivo. Utilizando un aserto que Antonio Machado citó en su proyectado discurso de ingreso en la Academia de la Lengua: “una anticipada descarga de la conciencia”.
   Frente a la literatura del yo ensimismado que tiene en su propio ámbito un único anclaje escéptico y sedentario, por la provisionalidad de sus certezas, retorna la poesía del nosotros, aquella que se propone como conciencia moral que galvaniza un mundo precario y no cierra los ojos ante la incoherencia. Los versos tienen de nuevo la posibilidad de crear enlaces entre las palabras y el cuerpo social y a ello se aplica un amplio listado de voces y una ecléctica pluralidad de registros, desde el marco figurativo hasta el irracionalismo, desde la proclama libertaria hasta el discurso experiencial.
  En legítima defensa. Poetas en tiempos de crisis es una compilación en la que ética y estética dialogan con la convicción de que el compromiso no es nunca un gesto efímero y voluntarista, una formulación a gritos de retórica panfletaria, sino una obligación diaria del hombre de la calle, del poeta.

8 comentarios:

  1. Un placer formar parte de esta antología, precioso comentario. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Fernando, agradezco muchísimo tu esfuerzo para que presentar esta antología en Rivas sea una realidad que esta tarde llevaremos a cabo. Es significativo que, entre los nombres propuestos, se incluyan tres poetas de nuestro municipio y es admirable que los amigos de Madrid se acerquen a Rivas para decir que la poesía es siempre compromiso.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Esta tarde nos veremos en la presentación.Y de paso, se estrenará mi hijo en las presentaciones de poesía. Todo un acontecimiento, pues. Espero que lo disfrute tanto como yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué entrañable detalle el de Daniel al situarme en una antología de imprescindibles; sé que son nombres de altísimo talento y yo sigo luchando a diario por escribir cada vez mejor. En cuanto a ti, José Manuel, cómo puedo agradecerte las muchas horas de lecturas y atenciones. Pues de forma muy sencilla, con mi gratitud y con mi afecto; no tengo mucho más. Abrazos.

      Eliminar
  3. Gracias, José Luis. Una presentación muy emotiva la de ayer, con unas lecturas interesantes y atractivas. Pero como siempre, echo de menos a la gente jovén de un municipio como el nuestro. ¿Dónde están? ¿Les es indiferente la poesía y sus poetas? ¿Están vencidos o rendidos en estos tiempos de crisis? ¿No necesitan defensa ante nada y ante nadie?
    Gracias como siempre por tu amistad, tus versos y tu activismo. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido José Manuel, como eres muy joven recordarás que mayo es tiempo de exámenes y preparación de fin de curso, así que hay una justicación muy clara sobre ausencias juveniles. por otra parte, seguimos, en los centros educativos, cultivando muy poco el humanismo y mucho más la tecnología pragmática. Por tanto la masa poética siempre será una inmensa minoría. eso sí, una minoría llena de emotividad y sentimiento. Gracias por tu continuo ánimo y abrazos a tu hijo.

      Eliminar
  4. El título me recuerda el de un libro de poemas de Benedetti: "En defensa propia". Y, sí, necesitamos defendernos de los zarpazos de la vida, con poesía, y "cargarla de futuro" depende de nosotros.

    Gracias, José Luis. Siempre son interesantes tus reseñas bibliográficas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te pierdas esta antología, plural y comprometida con el desamparo; llego ahora mismo a casa, tras unos días fuera, y siempre es un plcer encontrarme tus comentarios.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar