jueves, 14 de abril de 2016

AFORISMOS EN LA ESPERA

Rivas-Vaciamadrid (Madrid)

AFORISMOS EN LA ESPERA


A menudo la vida carece de sentido, es abstracta y compleja. La literatura no.

Considera cada libro como un ejercicio de aprendizaje.

Todo escritor soporta el previsible anclaje de la lectura.

La realidad tiene signos secretos.

Bajo la gota fría, el trazado del sendero se diluyó. Rumbo incierto.

Me gustan las noches de doble fondo, en las que caben vigilia y sueño.

Esa manía de la memoria de revisar apuntes atrasados.

Siempre que concluyo un libro, firmo con la escritura discreta del aprendizaje.

La verdad no es un área reservada para soledades ariscas.

Cuando avanzo hacia ti te desvaneces.

Consumo la relación incierta del autista y su temporada en el invierno.

Un porte sólido. De fantasma.

Cuando tenía veinte años, Jaime Gil de Biedma no era un poeta cualquiera. Era el poeta.

La biblioteca, ese amplio gremio de deudas contraídas.

Conspiración entre sustantivos comunes, verbos fríos y adjetivos ecuánimes.

Nombres propios que ya no recuerdo; el final de una biografía deja sitio para mucho olvido.






6 comentarios:

  1. Preparo la presentación de la antología "Re-generación" en el Centro Social de Covibar, en Rivas-Vaciamadrid. En el tiempo de espera, los aforismos me siguen mostrando esas rendijas fértiles que comparten pensamiento y poesía. Habitamos calles de incertidumbre. Nos quedan la palabra y el poema...

    ResponderEliminar
  2. Rendijas fértiles, qué buena definición para tanta verdad y experiencia comprimida José Luis.
    Es un género que me encanta y contigo siempre aprendo.
    Feliz casi finde,
    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez más, es un privilegio para este blog encontrar tus lecturas y esos chispazos de luz que iluminan cualquier texto. Gracias, Sandra.

      Eliminar
  3. Estupendos aforismos, plenos de limpidez, José Luis. Y cierto: todo escritor debe soportar el estilo en el que el lector le ancle.

    Un abrazo desde Rioseco, querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía con tus poemas entre los ojos, muchas gracias por el libro, Luis Ángel, y gracias también por estos años de compañía cercana, como si este blog fuese una mesa camilla compartida. Que tengas mucho éxito con el nuevo poemario. Abrazos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias a ti por este refugio.

      Eliminar