martes, 7 de febrero de 2017

EL MONSTRUO QUE TÚ SUEÑAS

Dentro del sueño


 EL MONSTRUO

          No estoy loco-grité con vehemencia-, el sol
   y la luna, que han presenciado mis operaciones,
   pueden atestiguar lo que digo.

                                  MARY SHELLEY (Frankenstein)   

En el agua estancada del rencor
los rasgos que me atañen
evidencian un monstruo,
un híbrido del mal
proclive a los acechos,
en cuyo estar no deja
perfiles la inocencia.

Tengo las uñas hechas
para hurgar en lo sucio…

Si me muestro desnudo
tú me vistes
con un tejido estéril
que clausura la luz y la belleza.

Si  me muevo desplazo
fugitivos impulsos,
parcos signos que causan
quebranto  irreparable.

Duermo dentro
de cuartos sin ventanas.
En ellos no hay lugar para la aurora,
Solo la incertidumbre del reflejo;
légamo verde y frío.

Mientras dictas sentencia
alego en vano una tregua silente.
Nada es cierto.

Lo que piensas de mí
carece de sentido;
es un código denso
que no logro entender
porque  el trazo tallado
por mi culpa se hizo mancha.

Tu mentira no cuenta la verdad;
detalla algún relato de fantasmas.

Ese  monstruo obsesivo
que perturba
tu razón y tus sueños
no soy yo.


                    (inédito)


9 comentarios:

  1. Este poema inédito acaba de publicarse en el nº 9 de la revista ESTACIÓN POESÍA, que dirige Antonio Rivero taravillo. Forma parte del libro que se editará en breve en Takara, proyecto editorial coordinado por Rosario Troncoso.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias amigo, soy de los que siempre camino con dudas, así que agradezco mucho tu comentario.

      Eliminar
  3. un estupendo poema pero me ha causado desasosiego.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la imagen que los demás conceden a nuestro yo adquiere un perfil cercano al desasosiego, es lo que inspira el poema. Abrazos.

      Eliminar
  4. Estupendo.
    Felicitaciones a todos los involucrados.
    Así da gusto.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, ando con una nueva aventura editorial y eso es muy especial para captar cerca el trabajo de ánimo de amigos como tú. Abrazos.

      Eliminar
  5. Ya quiero que me cuentes, amigo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Ya te cuento al regreso, poeta, ahora solo queda esperar algunos meses. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar