sábado, 4 de febrero de 2017

LAS FLORES DEL ÁRTICO

Desolación


ERRATAS

                                         (Para Emily Dickinson)

Ajustan surco
mis buenas intenciones.
Flores del Ártico.



19 comentarios:

  1. Las buenas intenciones tienen mucho de laborar a oscuras, de abrir surcos en el hielo para sembrar lejanas flores árticas que nunca verán el sol. Todas serán borradas por la errata tenaz de la desolación, por la torpeza que encapota el día. Hay que intentarlo una y otra vez, como quien reconstruye un cristal roto, y escribe un haiku de afecto para Emily Dickinson, Hilario Barrero, María José Muñoz y Antonio Cruz. Sigo cavando surcos para las flores árticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo José Luis: yo veo el sol en tus flores árticas y quedarán vivas en mi recuerdo. Te estoy muy agradecido por tu reseña y el calor y ayuda que has puesto en el libro. Muchas gracias. Un abrazo cordial.

      Eliminar
    2. Gracias poeta, la verdad es que una de las razones esenciales de la escritura no es tanto cumplir las propias ilusiones como dar acogida a las esperanzas de los demás. Me encanta estar cerca de tu trabajo y valoro tu amistad como un regalo. Muy agradecido por tu compañía.

      Eliminar
  2. ... y suena tan bonito...

    Feliz finde José Luis! (no hay cristal que se te resista)
    Un abrazo,
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Sandra, como tu amistad es parte de mi casa afectiva, sabes que voluntad no falta, pero no tengo suerte en las cosechas; de cuando en cuando sopla sobre los surcos un viento desapacible que deja todo en espera... Y mucha suerte en tu trabajo, una alegría que puedas compaginar escritura y quehacer laboral. Feliz fin de semana.

      Eliminar
    2. Muchas gracias a ti José Luis. Tengo buenas noticias que compartir contigo. Lo haré en un mensaje privado de FB.
      El viento fuerte suele ser desapacible, pero otras veces, soplan vientos suaves que hacen más agradable el camino. Gracias por dejarme acompañarte algún trecho.
      :)

      Eliminar
    3. Desde hace tiempo, querida Sandra tu compañía es un placer; la escritura me hace estar mucho tiempo en soledad y nunca sobra el dejar sitio a voces cálidas y a noticias de otros sitios que no sean la geografía ensimismada de mis libros. Espero con interés tu mensaje y respondo en privado. Claro que sí. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Yo tengo la impresión de que no "cavas surcos", sino que los abres acariciando el lecho donde reposarán esas flores. Un abrazo, José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No voy a contradecirte, María, porque me gusta que mires la piel de las cosas con los ojos de la ternura; pero sigo ahí, buscando humus en el hielo. Un gran abrazo

      Eliminar
    2. Lo mismo pienso yo, María. Menudo azadón de afecto tiene el amigo Morante!!! :).

      Eliminar
    3. Querido Hilario, la ternura es una de las pieles esenciales de nuestra identidad, así que hay que procurar que se preserve en las mejores condiciones posibles. Un fuerte abrazo y espero que Emily Dickinson haya perdonado mis flores árticas.

      Eliminar
  4. Aunque haya Flores en el Atico que nunca vean el sol, seguro
    que siempre quedará la satisfacción de haberlas cuidado. Sigue asombrándome tu manera poética de decir las cosas. Feliz fin de semana. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo lleno de alegría por tus palabras, querida Carmela; sigo con la misma ilusión este empeño tenaz de reconstruir el cristal roto de lo diario con palabras y sueños. Muy contento con tu cercanía siempre. Saludos.

      Eliminar
  5. Últimamente sé que le dedico poco tiempo a tu blog, me tiene abducida la escritura, pero siempre que vengo hasta aquí aprendo algo y encuentro los brazos abiertos de la amistad. Gracias José Luis. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así seguirá siendo, Carmela; entiendo perfectamente tus prioridades y en absoluto quiero monopolizar el tiempo libre. Todos tenemos mucho que leer y todos buscamos el mejor aprovechamiento de nuestra temporalidad. Así que suerte de corazón en tus nuevos trabajos literarios. Y un abrazo entrañable.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. El haiku como expresión de desánimo, Tracy, como pregunta a la voluntad que se empeña en reconstruir la transparencia del cristal. Un empeño inútil, una manera de poner semillas en el frío. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. La caricia en lo oscuro salva.
    No hay día encapotado en las palabras, y definitivamente, nada se rompe tanto como nosotros.
    Abrazos, poeta. Siempre me da mucho gusto leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entenderás muy bien, querida poeta, ese ánimo sombrío del fracaso, ese estar en medio del camino con bifurcaciones e itinerarios que solo llevan a ninguna parte. Un abrazo y te escribo en un mensaje privado.

      Eliminar