viernes, 1 de junio de 2018

ACANTILADOS

Acantilados blancos de Dover
Archivo General de Internet


ACANTILADOS


Golpes de mar.
Las rocas no se quejan.
Aguantan, firmes.




6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias poeta, la queja a veces es ese acantilado que se viene abajo tras la mansa caricia de las olas. Hay que aguantar, la vida es eso: resistir, existir. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Al cabo las rocas también son espejismos, como nosotros, Álvaro. Un gran abrazo

      Eliminar
    2. Hay que tomar ejemplo de las rocas.

      Eliminar
    3. Es necesario, son un símbolo de quietud y sosiego, también en la tormenta. feliz jornada y mi alegría por tu voz en estos puentes.

      Eliminar