martes, 21 de mayo de 2019

EL MISMO SUEÑO

Minimalismos
Imagen de
Marcel Breuer
(WordPress.com)



ASCETISMO

Necesitaba poco.
 Y lo poco que necesitaba
tampoco era necesario

  Su senectud fosilizó una menguante sucesión de hábitos. Limó necesidades hasta respirar un ascetismo extremo, en el filo cortante de la renuncia. Tampoco la noche  alteraba costumbres. Cuando dormía, vencido por el cansancio, su imaginación buscaba un hueco propicio y en él alojaba siempre el mismo sueño.

(De Cuentos diminutos)





2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Tracy, por tus incansables abrazos, algo que resulta imprescindible, que habla de tu generosidad a cada instante.

      Eliminar