jueves, 23 de mayo de 2019

LA CIUDAD EN VÍSPERAS


Librería Nakama
(Calle Pelayo, 22, Madrid)


LA CIUDAD EN VÍSPERAS

  En medio de la campaña electoral prosigue el estridentismo ideológico en la periferia nacionalista. En una localidad vasca, algunos ciudadanos con disfraz, tras un mitin de otro partido, “gasean las aceras”. Qué manifiesta afinidad con los nazis. Otros en Cataluña revientan un concierto musical arrojando huevos. Aquí la afinidad es clarividente y apunta al gallinero. Ambos son gestos lóbregos que refrendan la necesidad del voto con serena tenacidad, para que nuestra democracia no sea escisión y desarraigo, frágil torre de cristal.
  Tampoco la constitución del Congreso y la jura de los diputados invitan a la esperanza: el espacio de diálogo y consenso está repleto de placas de hielo ideológicas que exigen al futuro una conducción temeraria.

   Recojo en Madrid los ejemplares de autor de A punto de ver (Polibea, 2019). La cubierta es una hermosa fotografía de Javier Cabañero, que tantas imágenes ha cedido para mi blog “Puentes de papel”. Juntos, mejor.

   Cuando saludo, hay abrazos árticos, donde el cuerpo aloja las formas de un iceberg.

  Desde la Edad Antigua existe el mecenazgo privado, perfectamente compatible con el cuerpo legislativo de Hacienda. Completamente a favor de las donaciones a Sanidad de Amancio Ortega, diga lo que diga la incontinencia verbal populista.

  Demasiados libros en el buzón. Exigen un esfuerzo crítico tan severo que apenas puedo leer ensayos esenciales. Debo trabajar más allá del día a día de la perspectiva crítica. No sé si la clarividencia de D. Miguel de Cervantes pensaba en mí cuando escribió en El Quijote: "Ël se enfrascó tanto en su lectura que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro y los días de turbio en turbio; y así del poco dormir y del mucho leer se le secó el cerebro de manera que vino a perder el juicio..."

(Apuntes para un diario)


No hay comentarios:

Publicar un comentario