martes, 14 de mayo de 2019

BODEGÓN DE AFORISMOS

Bodegón habitado

OBJETOS PERSONALES



Cualquier soledad está repleta de encuentros.


En la superficie verbal de una pancarta caben todos los eufemismos. En una campaña electoral también.


Sonidos estrictos de una voz; suena a cuartel;  es un toque de queda.


Detrás de una reivindicación esa irracionalidad colectiva que cierra la marcha con saqueos y vandalismo urbano. Hablan de rebeldía y demanda ideológica. El sonrojo asiente.


Trajes cerebrales vacíos, obcecados en quebrantar la paz social.


Derrumbar es ocupación de dinamiteros;  reconstruir oficio de arquitectos y preservar labor para artesanos.


En ella todo es falso; salvo los ojos sucios del rencor.


Para la confidencia íntima, personal, directa, un tono de voz sobrio alejado del aspaviento.


Aprendizaje. Esa larga senda entre la biología y el ser cultural.

(Del libro Mejores días)





No hay comentarios:

Publicar un comentario