sábado, 10 de enero de 2015

OFICIOS ARTESANOS

Jardín con frío
Fotografía de Adela Sánchez Santana

OFICIOS ARTESANOS

Hasta que duerme el sol crepuscular
hago trabajos de jardinería.
Actos neutros, sencillos, repetidos:
corto el césped,
repueblo los parterres,
igualo la arizónica
y aplico la manguera unos minutos.
El tapiz verde se revitaliza.
Así el poema; palabras de labor
que me demandan
el respirar profundo
del oficio artesano.

      Ninguna parte, Sevilla, 2013
      Ediciones de la Isla de Siltolá

18 comentarios:

  1. ¿No había leído ya este poema antes, José Luis? Si ha sido así como si no, un magnífico poema, definitorio y clarificador de ese oficio artesano que tantos compartimos. Feliz finde. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, querido Antonio, creo que tienes el libro; es mi última salida hasta el momento, como pone en la coda del poema, el libro NINGUNA PARTE, editado por la generosidad de javier Sánchez Menéndez, en su sello La Isla de Siltolá.
      La poesía como oficio artesano; seguro que tu ideario poético también comparte esa premisa. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. José Luis me ha encantado tu poema, es de una sencillez (sólo en apariencia) cautivadora. He disfrutado de cada palabra en ese jardín bien cuidado y sí, el poema al final ha lucido. Porque las plantas y así también los poemas son muy agradecidos, con unos cuidados cada día, reverdecen esplendorosos.
    (He buscado "Arizónica" en el diccionario y no viene ¿es una planta?)
    Una maravilla José Luis. Gracias por compartir.
    Saludos y feliz sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy generosa y ya es una costumbre tu ánimo y tu afecto en este blog. No sabes cuánto te lo agradezco. La idea que vertebra el poema es muy sencilla: lejos de la inspiración azarosa, el trabajo poético es el resultado del quehacer artesano, la intuición y la poda. Un asunto de jardinería.
      La arizónica es una planta arbustiva que sirve para formar los muros del jardín, sustituyendo a la pared. Da una sensación, por su hoja perenne, de acogida hospitalaria.
      Y el poema pertenece a mi último libro, NINGUNA PARTE, que siempre espera lectoras tan cordiales como tú. Abrazos de sábado.

      Eliminar
    2. Sí, José Luis, me quedo con eso de "el trabajo poético es el resultado del quehacer artesano, la intuición y la poda. Un asunto de jardinería." me parece precioso y además muy acertado, a veces, los que no sabemos tendemos a alargar o a dejar que las palabras se extiendan hasta donde ellas quieran sin saber dominarlas y es ahí en "la poda" donde reside gran parte del lucimiento final, como un bonsai.
      Gracias por la aclaración de la arizónica. Entendido.
      Tengo que hacerme con alguno de tus poemarios José Luis, te tengo pendiente, pero mientras, disfruto de los poemas sueltos que compartes por aquí. Gracias.

      pd. gracias también por acercarte a mi blog y por tu comentario a mi poema. Me interesa mucho la crítica de quien sabe de esto. No suelo hacer muchas piruetas "de dibujo" en lo que escribo pero mira con éste me apeteció experimentar un poco porque a mí, sí me gustan los poemas que combinan también forma, en ese sentido, aunque entiendo lo que dices de que puede retrasar su lectura. A mí me gusta mucho la combinación de imagen y palabra (me gusta acompañar los escritos de una buena imagen, no sé si es del todo acertado, pero me gusta), el resultado final del conjunto...
      Pero bueno después de este rollo (jeje perdona) lo que más me interesa es que me has dicho que el poema te gustaba, así que me doy por satisfecha. Si no te gustara agradezco que también me lo digas, yo comparto para aprender.
      Saludos, gracias de nuevo y abrazos también de sábado para ti José Luis.

      Eliminar
    3. Será un placer, seguro, compartir opiniones y sugerencias. En poesía no hay dogmas sino gustos propios. Así que cada uno debe elegir el itinerario que mejor se integre en su forma de caminar. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Siempre he pensado que cuando sea mayor quisiera dedicar mi tiempo a cuidar el jardín, escribir poesía y caminar. Algún día...... Hermoso poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una aspiración sensata que comparto. Aunque debo decirte que mi fuerza física ha decaído de forma estrepitosa, todavía siento un enorme placer en poner orden entre los parterres. Muchas gracias por tu comentario y un abrazo fuerte.

      Eliminar
  4. Reivindico el oficio artesano, ya sea cuidar el jardín o alimentar el alma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El oficio artesano no es más que el amor de la voluntad en la realización de sus tareas. No debería perderse nunca. Un fuerte abrazo desde las páginas de tu libro.

      Eliminar
  5. José Luis, me ha encantado este poema ; la idea de que "el trabajo poético es un quehacer artesano" es excelente. Creo que lo más difícil es saber podar; a mí me cuesta; todas las ramas se me antojan necesarias, me encariño con ellas ...

    Pero lo que sí hago es poner amor en el trabajo aunque no sea una buena artesana.

    Un abrazo, amigo. Comenzaste el año muy inspirado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fanny, creo que compartes conmigo que la literatura es un quehacer paciente y sostenido. Así se van fortaleciendo las ramas del poema hasta ocupar el sitio justo. Me alegra que sigamos cerca en la amistad y en la poesía. Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  6. Efectivamente, partir de la poda, es permitir que florezca el poema. Así aprendimos, aunque doliera. Hermoso poema José Luis. Continuo con la lectura de tus versos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos vivimos del humus de la lectura. Es el alimento básico que nutre el campo abierto de las palabras. A ver si hay suerte y MAPA DE RUTA no te decepciona. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Artesanía de palabras esculpidas con las herramientas de la imaginación y de la memoria.

    Un abrazo, querido amigo, La nieve -dicen las previsiones- ya se acerca a Medina de Rioseco para el fin de semana próximo. Te contaré entonces con alguna imagen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La estampa urbana de Medina de Rioseco es muy atractica y supongo que puede ser un sueño real algún día leer unos poemas en silencio, mientras suena la música de Diego. Todo se andará, que el arte es largo y además no importa, y la poesía como la música es imprescindible, aunque no sepamos para qué, que decía Jean Cocteau. Saludos con nieve en el alféizar.

      Eliminar
    2. Espero ese momento de alegría de encontrarnos en Rioseco con la música de Diego.

      Eliminar
    3. Yo también; ya queda poco tiempo en el aula y entonces comenzará de nuevo ese latido viajero del poema que busca confidentes y lugares abiertos. Abrazos.

      Eliminar