lunes, 23 de marzo de 2020

A SOLAS CON TODOS

Todo es ayer



A SOLAS CON TODOS


Ese recelo de que el futuro nos obligue a caminar sobre una bicicleta estática y frente a un horizonte virtual. El porvenir ama los espejismos.


A horas fijas se rompe el silencio con la polifonía de la gratitud. Aplausos para el personal sanitario, los servicios públicos, los empleados del supermercado, las dependientas de la farmacia… El contrapeso lo pone la estridencia de las cacerolas contra la oscura actuación del monarca saliente; su camisa real está llena de manchas éticas. Cuánta suciedad acumulada.

Escuchando el verbo cansino y rencoroso de los dirigentes independentistas vuelvo a refrendar un aforismo: “Las placas de hielo de algunas ideologías  propician la conducción temeraria”.

Los desnortes del poema se realizan bajo la ley del mínimo esfuerzo; son versos sin música, que carecen de significado y tienen la textura de lo superfluo. Su única salvación es el olvido; que el perezoso autor recapacite, sea consciente y los borre a perpetuidad.

En el último paso de cada recorrido está lo inacabado, esa incertidumbre que obliga a pronunciar: hay que volver.

(Apuntes para el diario)

2 comentarios:

  1. Unos apuntes que no tienen desperdicio, frases certeras y que cada una dan para desarrollar muy, muy a fondo . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querida Chelo, yo he leído en tu blog el poema de Pablo Neruda; confieso que hace mucho que no retorno a su poesía completa que, durante muchos años, fue paz y vida, como tu amistad. Mil gracias siempre por tu confianza.

      Eliminar