lunes, 30 de marzo de 2020

EREMITAS DIGITALES

Clausura
Imagen
de
WordPress.com

EREMITAS DIGITALES

   Acostumbrados al paso lento de la escritura tradicional, el ordenador sorprende por su disposición e inmediatez para acoger los escritos, sean estos asuntos personales, creaciones literarias o impresiones lectoras. Los archivos se suceden con apremio y la pantalla encendida no conoce descanso; nada queda del latido acompasado de la pluma o de los estados de ánimo de lapiceros y bolígrafos. Hay que aceptar un axioma de partida: lo que se escribe es una miga de voz para la voraz bulimia del procesador.
  El teclado exige una caligrafía de urgencia que no se extravíe en digresiones; marca un itinerario sin rotondas con la promesa de una receptividad colectiva, tangible y medida con exactitud por el contador de visitas del blog que además nos deja una cartografía diferenciada de lectores habituales y esporádicos.
   Como en cualquier manifestación escrita, la función última de los textos literarios es caminar juntos sobre la geografía del lenguaje, superar  el encierro por la pandemia, ese nuevo formato de aquella vieja torre de marfil, de aquel exilio en lo individual, meditando la quiebra de ilusiones vitales y el aplazado viaje a tantos paraísos perdidos.
   La pantalla encendida del ordenador nos deja más solos entre una multitud virtual; nos convierte ahora en náufragos digitales que sienten la escarcha insatisfecha del teclado.

                                                      (Diario Hablar a solas)

                                                       

2 comentarios:

  1. Bien traído, José Luis,
    sanjerónimos de hoy en las buhardillas
    de nuestros adosados,
    el cuervo que nos trae el alimento,
    es un rectangular de cuarzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, querido Paco, y uno que estuvo en un monasterio en los estudios de Magisterio en Ávila se da cuenta de pronto de que todo es cíclico y retorna, y que ahora soy un fraile silencioso en la clausura de internet. Fuerte abrazo.

      Eliminar