martes, 17 de marzo de 2020

CLARO DE LUNA PARA CLARA PONSATÍ

Feísmo
Fotografía
de Clara Ponsatí
de
El Independiente



CLARO DE LUNA PARA CLARA PONSATÍ

Ella pediría en el desierto
una silla para sentarse

     JULES RENARD


Hablar no es solo acumular vocales y consonantes. Hay que pensar.


El silencio mejora tu salud intelectual.


El odio, ese cuervo que das de comer en la palma de tu mano.


De Madrid al cielo. Siempre. Por la felicidad de no tropezar contigo en ninguna calle.


Edgar Allan Poe sabía mucho sobre la fealdad interior. Tú también.


Elogio de la vocación personal: Estar de paso. No hacer nada. Ser famosa por un titular de prensa.


¿Ética? Olor a fosa séptica.


Los corazones duermen; solo los reptiles los dejan en letargo.


Deberías visitarte a ti misma. Nunca estás.


No desvarío, incluso una noche de trastienda no suprime el claro de luna.


A pesar del fango, que tengas buena salud.

(Aforismos con sarna)

6 comentarios:

  1. Me encantan, sobre todo el del silencio y el de la visita a una misma. Un abrazo fuerte querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pilar, no te he llamado porque no sé si estos días estás disponible o debes acudir al trabajo; muy agradecido por tus palabras, ya sabes que me encanta la tolerancia y el respeto en todas las facetas de la existencia; pero en la vida pública mucho más. Así que disculpa estos aforismos agrios que nacieron desde la crítica. Fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Todo muy fuerte pero notable.
    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola poeta, aquí las cosas siguen con sosiego y tranquilidad, a pesar de la estridencia de alguna bruja como la independentista, que se alegra de la desgracias ajena, lo que dice mucho de su ética y de su estado mental. Pero es un rincón, todo el espacio está lleno de voluntad y fuerza para seguir, cuento con gente como tú cerquita. gracias Gabriela Rosas.

      Eliminar
  3. El nacionalismo es una fábrica de maldad y perversión. A las personas buenas las vuelve malvadas. Recuerdo cuánto admiré a Lluis Llach: estuve enamorada de su poesía. Hoy en cambio lo veo como lo que es: un lamentable ser humano que ha hecho de las fronteras y el territorio el eje de su vida. El nacionalismo es como el rey Midas pero al revés: todo lo que toca lo convierte en cieno.

    Sandra Suárez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo, querida Sandra, pero esto ya no es nacionalismo fantasma, es alegrarse de la muerte de los demás, y eso es horror mental, Sandra, por eso he escrito estos aforismos, ya sabes que me gusta muchísimo buscar la belleza a diario. esto sencillamente es inaceptable, impropio de un ser normal. gracias mil por tu compañía. Un placer compartir tu amistad.

      Eliminar